Una historia
acerca de la verdad

Descubre como Maidan Holding construyó su portafolio de compañías con éxito en todo el mundo

"Las responsabilidades
no se dan, se toman"

De origen muy humilde. Dídac Sánchez nació en el barrio del Raval de Barcelona en una familia desestructurada. Durante más de cuatro años estuvo en una residencia de menores, junto a sus dos hermanas, después de que la Generalitat (Gobierno dé Catalunya), retirara la custodia a sus padres de todos sus hijos, cuando Dídac Sánchez tenía 13 años. Su madre y una de sus hermanas padecen disminución psíquica severa y su padre ha sido desempleado de larga duración.

En este complejo entramado social, sin estudios reglados y sólo confiando en su tesón de emprendedor, Dídac Sánchez salió a los 18 años de edad de a residencia de menores y empezó a trabajar como mensajero, haciendo fotocopias, reparando ordenadores y creando páginas web por las tardes y los findes de semana. Trabajo también en una empresa de seguros.

El comienzo

Gracias a un curso online de 300 horas sobre como aplicar la ley de protección de datos en empresas, que le financió la empresa de seguros en la que trabajaba como becario, Dídac Sánchez solicitó un crédito de 2.000 euros a la compañía Cofidis, Dídac Sánchez inició junto con el dinero ahorrado hasta entonces lo que sería su primera aventura empresarial: una agencia de marketing y comunicación.

El secreto para emprender con éxito está en la capacidad de las personas para innovar.

Posteriormente creó otra empresa de asesoría en protección de datos, que terminó contando con una red jurídica en régimen de franquicia con más de 200 abogados en 80 ciudades de España. A la que han seguido más proyectos transversales en otros ámbitos para generar sinergias en su Grupo empresarial. Así en tan poco tiempo y a la edad de 25 años, Dídac Sánchez se convirtió en un paradigma entre los jóvenes emprendedores.